La marca personal-profesional en Linkedin | EL BOSQUE DIGITAL Un blog sobre transformación digital
1019
post-template-default,single,single-post,postid-1019,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

La marca personal-profesional en Linkedin

La marca personal-profesional en Linkedin

Notoriedad y nuevas oportunidades de negocio.

La gestión de una marca personal es una cuestión de estrategia. No se basa tanto en crear como en descubrir al mercado quiénes somos, qué ofrecemos y qué valores nos hacen diferentes al resto.

 

En cualquier caso, de nada nos va a servir ser muy relevantes profesionalmente si nadie nos conoce. Por tanto, el disponer de unos buenos puntos fuertes a nivel profesional, propios y diferenciadores, no es suficiente.  Y es que otro de los factores clave para desarrollar nuestra marca personal es generar visibilidad a través del networking.

 

Generar una buena red de contactos, pertenecer a comunidades de profesionales de nuestro sector, conocer y entrar en contacto con los profesionales más relevantes son algunas maneras de darse a conocer y construir una sólida red de contactos. 

 

Hay que ser activo en cualquier canal ya sea on/off line, pero hoy por hoy, con más de 500 millones de usuarios activos mensuales y presencia en 200 países, LinkedIn es la red social perfecta para hacer branding personal. Trabajar la marca personal requiere esfuerzo, constancia y una importante dedicación.  Si tienes que focalizar tus fuerzas esta red está diseñada para que dar relevancia a la marca personal y hacer networking.

 

Lo primero para mejorar tu marca personal a través de esta red social es sacar partido a tu perfil y convertirlo en el centro de las operaciones. Se puede empezar mejorando en el titular, creando tu Vanity URL, poniendo una buena foto de perfil y de fondo (una imagen habla más que mil palabras), elaborando un buen extracto, diseñando una estrategia SEO con tus aptitudes, trabajando las recomendaciones… En definitiva, haciendo una puesta a punto del perfil como punto de partida.

 

Pero hace falta un paso más, es preciso destacar y para ello lo que más funciona es ser activo en difundir, comentar y compartir. No obstante, la mayoría de los perfiles se autodefine como experto, pero, casi ninguno demuestra que lo es. Para ello, lo que más posiciona es la creación de contenido propio que aporte valor a la comunidad.

 

Como conclusión, es importante definir unos objetivos profesionales a alcanzar a través de LinkedIn y trazar tu estrategia de contenidos dentro de la red. Ten en cuenta que LinkedIn dispone de un indicador propio para medir tu actividad y relevancia en la red. Se trata del Social Selling Index (SSL), un índice que te informa de tu competencia en LinkedIn y lo compara tanto con los profesionales de tu sector con perfil en LinkedIn, estén dentro o fuera de tu red, como con el resto de profesionales de tu red. Para ello, mide de cada uno de los perfiles según la relevancia de cuatro parámetros: tu marca personal; tu actividad de networking; tu interacción en la red y las relaciones que creas dentro de la red.

 

Si bien el primer factor y el tercero indican el posicionamiento y la relevancia de la marca personal. Los factores, segundo (localizar tu target de interés) y cuarto (crear relaciones), están directamente relacionados con la generación de oportunidades de negocio.